Indicación para CVU

En el neonato pretérmino estable, puede colocarse un catéter venoso umbilical (CVU) al nacer de una luz, para hidratación intravenosa y nutrición parenteral; tras los primeros días, será necesario valorar si el acceso previsto tenga que mantenerse por un tiempo limitado (14 días) o más prolongado (>14 días). En el primer caso, será suficiente planificar la canalización de un catéter epicutáneo-caval (ECC), en el segundo caso, se tendrá que programar un acceso venoso central directo ecoguiado (CICC o FICC).

En el neonato agudo grave con patología llamativa desde su nacimiento, se aconseja un catéter venoso umbilical (CVO) de dos luces, que tras los primeros días se retirará y se sustituirá con un acceso venoso central directo ecoguiado (CICC o FICC).