CICC ecoguiado

En el neonato, la vena supra/infraclavicular más fácil y segura en términos de punción/canalización ecoguiada en vena innominada. Incluso en neonatos prematuros, el calibre de esta vena se encuentra alrededor de los 3mm, lo que permite canalizar catéteres de alto flujo en poliuretano de diámetro externo de 3Fr.

La inserción se realiza según el protocolo  ISAC-Ped, creado por el GAVeCeLT: examen ecográfico de las venas centrales (RaCeVA), máximas precauciones de barrera, antisepsia cutánea con clorhexidina al 2% en base alcohólica, punción ecoguiada (en el caso de la vena innominada: visión en eje largo y punción “dentro del plano”), navegación de la punta con ecografía supraclavicular, localización de la punta con ECG intracavitario y/o ecocardiografía, fijación sin suturas, uso de cianoacrilato en el punto de inserción y uso de membranas transparentes de alta transpirabilidad. Además, en el neonato siempre es bueno tunelizar el catéter de manera que se lleve el punto de salida del catéter a la zona infraclavicular, aunque el punto de punción sea en zona supraclavicular.

Con tales fines, se recomienda en el neonato el uso de CICC vendidos normalmente como PICC (3Fr una luz o 4Fr 2 luces): se trata en efecto de catéteres en poliuretano de alto flujo, con la ventaja de poder infundir altos flujos, poder hacer extracciones de sangre y para monitorización hemodinámica (siempre que la punta esté colocada en aurícula derecha).